Ensalada de invierno

¡Hola compas! Aunque no esté haciendo mucho frío, hay que aprovechar esos buenos productos de temporada. Hoy proponemos una ensalada muy fácil de hacer, riquísima y muy saludable. ¡Y todas las verduras se pueden conseguir de nuestros productores!

Ingredientes:

Lechuga variada (es temporada de escarola, ¡riquísima!)

50 gr. de calabaza

Medio puerro

Una remolacha pequeña

Dos zanahorias

Nueces

Mostaza en grano

Preparación:

Cortamos en dados pequeños la calabaza y el puerro en tiras. Cocinamos al horno con un chorrín de aceite hasta que queden dorados.

Mientras tanto lavamos y cortamos nuestra lechuga y añadimos la remolacha y la zanahoria previamente pelada y rallada.

Cuando la calabaza y el puerro estén cocinados dejamos que se templen y lo añadimos a la mezcla de verduras crudas integrándolo bien para que la untuosidad de las verduras horneadas impregne las crudas.

Para la vinagreta machacamos unas nueces y añadimos una cucharadita de mostaza en grano, aceite, vinagre de manzana y sal.

¡Y ya estaríamos! Una cena ligera y muy nutritiva.

¿Por qué cierra la Junta Municipal de Arganzuela el Banco de Alimentos de sus vecinos?

Somos Argansumo, un grupo de consumo compuesto actualmente por 20 unidades familiares con alrededor de unas 30 personas. El grupo se creó en 2012 por vecinas del barrio de Arganzuela y continúa ofreciendo sus actividades de consumo agroecológico y apoyo de pequeños productores a todo el barrio.

En plenas Navidades, durante el peor año que hemos sufrido en el último siglo, nos llega la mala noticia de que la Junta Municipal del Distrito de Arganzuela (presidida por Cayetana Hernandez de la Riva) ha decidido terminar con la actividad vecinal de espacio EVA haciendo que perdamos el principal banco de alimentos de nuestro barrio, La Despensa Solidaria de Arganzuela. Desde Argansumo hemos colaborado con este Banco de Alimentos situado en el Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA) enviando durante los últimos meses más de 210 Kilos de fruta y verdura fresca de nuestros productores para los vecinos que sufren las mayores dificultades económicas.

Somos sólo una pequeña parte de la organización vecinal que ayuda allá donde las instituciones no llegan. Nuestro agradecimiento, cariño y admiración a las compañeras de La Despensa Solidaria que dedican su tiempo libre a ayudar a su barrio así como al resto de EVA que mantiene con su esfuerzo un espacio vecinal importante.

No podemos comprender desde ninguna lógica que el Ayuntamiento de Madrid quiera cerrar este Banco de Alimentos en plena Pandemia, despreciando el trabajo solidario de sus vecinas.

El Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA) es un banco de alimentos pero no solamente un banco de alimentos sino mucho más. Desde Argansumo consideramos a EVA como uno de los motores fundamentales de actividades culturales y sociales del barrio, un sitio con centenares de actividades gratuitas y abiertas a la participación de cualquiera, aunque carezca de recursos económicos. Un lugar inclusivo, adaptado a personas con movilidad reducida, en una ciudad excluyente que no tiene en cuenta a muchas personas. Siempre que les hemos necesitado han estado dispuestas a ayudar poniendo su espacio a nuestra disposición.

Pedimos a la Junta Municipal de Arganzuela y al Ayuntamiento de Madrid que renueve la cesión del espacio Municipal que gestionan sus propios vecinos a la mayor brevedad y apoye la actividad vecinal en lugar de cerrar los pocos espacios disponibles.

Image

COMUNICADO DE ARGANSUMO SOBRE LA SITUACIÓN POR LA PANDEMIA SANITARIA, ECONÓMICA Y DE CUIDADOS

Ante la situación actual que estamos viviendo, desde el grupo de consumo Argansumo del distrito de Arganzuela, queremos compartir nuestro posicionamiento y nuestra experiencia, ya que pensamos que quizás pueda ayudar a otros grupos en el desarrollo de su actividad y a iniciar una reflexión como un actor más en el contexto actual.

Estamos viendo iniciativas y redes ciudadanas que se están multiplicando en nuestras ciudades y que muestran solidaridad y apoyo mutuo frente a esta crisis. Frente al virus no queremos apoyar más un Estado punitivo, sino que apelamos a una sociedad más cooperativa. Queremos cambiar las conciencias, frenar este consumismo desenfrenado y esta industrialización y sobreexplotación masiva en la alimentación, que parecen tener relación directa con la generación de nuevos virus y nos exponen a un mayor riesgo de pandemias, como el COVID-19.

Interpelamos al tejido cooperativo de consumo directo – circuitos cortos – y de confianza, recordando que las productoras y sus condiciones de vida son parte fundamental de un grupo de consumo al igual que lo son las unidades que conforman el mismo: no se les puede abandonar y hay que cuidarnos todas, incluidas ellas.

Por todo ello estamos apoyando campañas e iniciativas de apoyo a la venta directa, la pequeña producción agroalimentaria y el pequeño comercio.

Nos preocupan especialmente los cientos de pequeños y medianos productores que ven peligrar su producción por el cierre de mercados, los problemas en la distribución y la caída en la demanda de algunos productos

No hay que olvidar que la grave crisis sanitaria a la que nos enfrentamos puede convertirse en una crisis alimentaria y rural si no se destinan los apoyos suficientes al sector agrícola, ganadero y pesquero que produce alimentos de cercanía y de forma sostenible.

Además promover la producción y el consumo de alimentos saludables es una condición básica para desarrollar nuestra capacidad inmunológica, imprescindible para hacer frente a la pandemia sanitaria. 

Creemos que es un buen momento para repensar las formas de producción y de consumo. El mundo post-Covid-19 no será el mismo. Hay que trabajar para construir un mundo mejor. 

Por todas estas razones, hemos decidido continuar con nuestra actividad como grupo de consumo, y animamos más que nunca a todas las personas y colectivos a apoyar la alimentación de proximidad, de calidad, respetuosa con el medio ambiente y los y las trabajadoras que producen el alimento.

NUESTRA EXPERIENCIA

¿Cómo estamos organizando los pedidos?

Desde el confinamiento, hemos realizado dos pedidos, los cuales hemos desarrollado del siguiente modo:

  1. El primer reparto lo realizamos en nuestro local habitual. Con el fin de evitar sobreexposición de las personas encargadas de reparto, estipulamos un pedido de cestas cerradas (de fruta y verduras), huevos y pan. Se recepcionaron todos los alimentos en el local y luego por turnos de 5 en 5 minutos cada unidad acudió a recoger sus enseres realizando los avisos por medio del grupo de WhatsApp.
  2. En el segundo reparto se centralizó el pedido en el domicilio de una de las unidades (se volvió a pedir únicamente cesta cerrada de fruta y verdura, huevos y pan) y desde ahí se hizo el reparto a domicilio a las diferentes unidades del grupo  a través de una mensajería sostenible. Como La Cleta y Trébol.

¿Por qué movimos el reparto a hacerlo por domicilio?

Desde el grupo de consumo hemos ido tomando decisiones en función de la evolución de las medidas de confinamiento. La finalidad de mover el reparto ha sido para evitar contagios innecesarios y justificaciones en los desplazamientos.

¿Qué pasa con el resto de productoras?

Además de verduras, pan y huevos, tenemos otras productoras de pollos, corderos, ternera, yogures, naranjas, cosmética natural y comidas preparadas.

Hemos contactado con cada una de ellas para conocer su situación actual e intentar encontrar vías para apoyar sus proyectos (pagar gastos extras y ayuda mediante la caja de resistencia).

Hemos tenido que restringir pedidos de ciertos productores, por problemas logísticos con el reparto, que esperamos poder solucionar en las próximas semanas.

¿ Cómo estamos tomando las decisiones?

Se están haciendo Asambleas Extraordinarias online para gestionar estos pedidos y las unidades encargadas se autoconvocan de forma voluntaria.

¿Cómo estamos realizando los pagos?

Los pagos a las productoras se centralizan desde una sola unidad, (previamente el resto de unidades le han hecho el ingreso).

Además planteamos la creación de una caja de resistencia para apoyar, tanto a productoras, como a las unidades del grupo que la necesiten.

¿Y en las próximas semanas? 

Vamos a realizar un tercer reparto, que será similar al segundo, con nuevas unidades voluntarias ¡porque esto es de todas!

Esperamos que os animeis a seguir trabajando por un consumo sostenible y que esta crisis cambie conciencias y este modelo por el que trabajamos sea una alternativa real. 

Recordamos a la gente que el reparto en un grupo de consumo minimiza los riesgos de contagio con respecto a una gran superficie.

¡Os animamos a difundir este comunicado a todas las personas, colectivos, redes y entidades que apostamos por un consumo local, responsable, sostenible y ecológico!

Los grupos de consumo que quieran más información o tengan alguna duda, pueden contactar con nosotras y contarnos su experiencia y situación.

Cardo con setas gratinado c. bechamel de coliflor

Esta receta la he probado durante las navidades 19-20 en varias celebraciones, y… ¡ha sido un exitazo!!!

1. Cardo: si optas por cardo en conserva, es sabroso y muy cómodo. Si partes de cardo fresco, dicen lxs entendidxs que hay que pelar bien, cortar en trozos las pencas y cocer bastante, cambiando el agua al menos una vez para quitar el amargor.

2. Setas: Con níscalos está riquísimo. Pero otras setas, incl. los accesibles champiñones, también funcionan. Limpiar bien para quitar la arena, cortar y sofreír con ajo picado durante 10 min. aprox. Si suelta mucha agua, se puede retirar para añadírsela a la crema de coliflor.

3. Añadir el cardo en la sartén y mantener 5 minutos. Salpimentar. Retirar y verter en una fuente en la que irá al horno.

4. Coliflor: Por un lado, limpiamos la coliflor, separamos las “ramas” y la cocemos (en agua o al vapor), hasta que esté blanda. A mayor cocción, más olor desagradable (y más pérdida de nutrientes): mejor no pasarse.

Escurrirla, volcarla en el vaso de batidora para triturarla con leche de vaca o bebida vegetal. Puede añadirse el caldo retirado de las setas. Añadir sal a gusto y, importante, nuez moscada, condimento clave!  Buscar textura tirando a espesa, pues el cardo y las setas soltarán líquido al gratinar.

5. Cubrir el cardo y las setas con una capa de 1-2 cm de bechamel. ¡Y al horno a gratinar! (con queso quien quiera)

Buen provecho.

coliflor

MES: alternativas de consumo a tu alcance

Nuevas ofertas y actividades del Mercado Social de Madrid

VER EN TU NAVEGADOR
Aquí tienes las novedades del Mercado Social de Madrid de la semana: noticias, cursos, productos y servicios de nuestras entidades asociadas.

¡Último reparto de pollos agroecológicos del curso!

¿Sabías que existe una ganadería de pollos agroecológicos como alternativa a la certificación oficial? Somos Álvaro y Alberto, de la granja agroecológica deCorral. Criamos, comercializamos y distribuimos nuestros propios productos agroecológicos. ¡Pruébalos!
Leer más »

Taller de Organización y Gestión de Grupos de Consumo 2019

Organización y Gestión de Grupos de Consumol

EVENTO EN FACEBOOK: https://www.facebook.com/events/442842362949612/

Desde Argansumo, queremos invitaros al próximo taller sobre FORMACIÓN y GESTIÓN DE UN GRUPO DE CONSUMO. En éste taller mostraremos el funcionamiento de un grupo de consumo, y gestaremos la formación de un nuevo grupo a partir de las personas asistentes que estén interesadas.

El taller se impartirá el 9 DE MAYO En el PIC del distrito centro (Acceso por el callejón frente al nº3 de la calle Tribulete)

Si estás interesad@ en recibir más información y asistir al taller, escríbenos a argansumo@gmail.com con el asunto: TALLER DE ORGANIZACIÓN y GESTIÓN DE UN GRUPO DE CONSUMO.

¡¡Te esperamos!!

Garbanzada

Empieza ya a ser duro el invierno, así que vamos a proponer una receta de cuchara, contundente sí, pero muy sana. Aquí viene la garbanzada para el invierno:

Ingredientes:

  1. 1 /2 cebollas de A flor de Tierra (dependiendo del tamaño)
  2. 500 g de calabaza cacahuete de A flor de Tierra
  3. 2 dientes de ajo de A flor de Tierra
  4. 300 g de garbanzos de La Solana
  5. 1 manojo de acelgas (también se pueden sustituir por espinacas )de A flor de Tierra
  6. Sal y pimienta
  7. Curry
  8. leche de coco (opcional)
  9. aceite de oliva de El Cabrero

Modo de preparación:

El día anterior ponemos los 300 g de garbanzos en remojo, de forma que queden bien cubiertos. Cuando ya hayan absorbido todo el agua, podemos cocerlos bien en una olla normal o en la express (con la que necesitará unos 15 min, en función de la olla).

garbanzos

Entre tanto, cortamos en cuadrados tanto las cebollas, los dos dientes de ajo y la calabaza (una vez pelada). Por otra parte, limpiamos y escurrimos bien las acelgas, para después cortarlas. En una olla grande, sofreímos primero las cebollas y el ajo; hasta que las primeras se queden transparentes. Añadimos la calabaza, y vamos removiendo de vez en cuando hasta que echemos las acelgas.

calabaza

Una vez estén cocidos los garbanzos, los añadimos a la olla grande con el resto de ingredientes, donde le añadimos al gusto la sal, la pimienta y el curry. Una vez removido bien, le echamos un bote de leche de coco y un vaso y medio de agua (o si tenemos caldo de verdura, mejor).

Dejar la mezcla cociéndose a temperatura media alta, unos 15/20 minutos y más adelante bajar la temperatura al mínimo y dejar otros 10/15 para que los ingredientes cojan bien el sabor.

¡A ponerse finas!

garbanzada

Berenjenas en escabeche

Después de este verano de poco pedido y muchas vacaciones, nos hemos juntado con un gran excedente de berenjenas. ¿Qué hacer con ellas?

Aquí os dejamos  esta idea para que podáis tenerlas en conserva e ir consumiéndolas a lo largo del otoño.

Ingredientes

  • Berenjenas
  • Ajo
  • Especias varias
  • Vinagre
  • Agua
  • Aceite

Cortamos las berenjenas en rodajas, ni muy finas ni muy gordas, como de 1cm. aprox.berenjenas 1

Estendemos en una bandeja o similar y salamos para que se les quite el amargor.

Cuando ya hayan soltado el agua amarga las lavamos y reservamos.

Mientras tanto ponemos a hervir una olla con mitad de agua mitad de vinagre. Cuando rompa a hervir echamos las berenjenas y esperamos a que vuelva hervir.

berenjenas 2

Es normal que floten. Intentad meterlas con una pala de madera o mover para que se hiervan todas.

Entonces, las sacamos y volvemos a poner estendidas en la bandeja. A veces las dejo un poquito más si veo que están muy duras pero, cuidado! que enseguida se ponen blanditas y  no queremos que se deshagan.

berenjenas 3

Esta es la pinta que tienen cuando las sacas

Picamos bien de ajito en cubitos  pequeños y condimentamos las berenjenas.berenjenas 4

 

Yo suelo poner: ajo, orégano, pimentón, también uso el ají picado (que es como pimentón pero menos molido) y pimienta. Seguro que si berenjenas 5ponéis otras especias también quedará buenísimo. No os cortéis con las especias!

Dejáis que enfríe y entonces ya podéis meterlo en un bote y cubrirlo de aceite. Yo voy echando el aceite a la par que las voy metiendo para asegurar que queden todas bien empapaditas.

Se puede comer frío como aperitivo o con pasta, o como más os apetezca.

Estas las hice hace unos meses y no tengo fotos del resultado final, pero prometo compartirlas cuando las haga de nuevo!

Paté vegano de champiñones y nueces

¡Perfecto para los picnics!

 

500 g de champiñones (Talavera)

3 dientes de ajo (Talavera)

1 cebolla (Talavera)

1 cucharadita de levadura de cerveza

80 g de nueces peladas (Talavera)

(opcional) Unas rodajas de aceitunas verdes

1 cucharada de aceite de oliva (El Cabrero)

una pizca de sal y una pizca de pimienta.

  1. Pelar y cortar la cebolla y los ajos.
  2. Calentar el aceite en una sartén y dorar la cebolla y los ajos.
  3. Cortar los champis, añadirlos a la sartén y freírlas hasta que estén dorados.
  4. Añadir y mezclar la levadura de cerveza en la sartén.
  5. Tostar las nueces durante 2 minutos en el horno (180c)
  6. Poner todo en un vaso y batirlo hasta que tengas una crema fina.
  7. (Opcional) Añadir y mezclar las rodajas de aceitunas verdes con la crema.
  8. Meterlo en el frigorífico durante una hora.
  9. Para servirlo puedes echar semillas de cualquier tipo encima (a mí me gustan las semillas de cáñamo) y decorar con una rama de perejil…

……¡et voilá!

Alcachofas al horno

Las alcachofas, además de deliciosas, son una fuente de magnesio, potasio, sodio, hierro, vitamina A, vitamina B… Se le atribuyen propiedades depurativas y antioxidantes, y  además ayuda a regular nuestros niveles de colesterol.

Siempre he cocinado las alcachofas estofadas con patatas y un sofrito de ajo y jamón, pero hace poco descubrí esta receta que además de fácil se ha convertido en mi favorita para este producto.

Ingredientes:

Alcachofas

Sal

Pimienta

Aceite de oliva virgen extra

 

Preparación:

Se lavan las alcachofas y se retira el rabo. Se parten de forma longitudinal a la mitad y se distribuyen en la fuente del horno con el corazón hacia arriba.

Salpimentamos las alcachofas y añadimos un chorro de aceite de oliva virgen extra a cada alcachofa cuidando de que penetre en el interior de las hojas.

Precalentamos el horno a 180 grados (arriba y abajo) y horneamos nuestras alcachofas durante unos 30 minutos, dependiendo de la potencia del horno.

Y listo! un plato facilísimo para comer con las manos y chuparse los dedos 😉